Comisión de ética parlamentaria desestimó en promedio 84.5% de los casos que conoció durante sus últimas 2 gestiones

congreso-2

 De acuerdo a datos del propio Congreso de la República , la Comisión de Ética Parlamentaria (CEP) ha desestimado en promedio, 84.5% de los casos que conoció durante las gestiones de Martha Hildebrant y Humberto Lay, considerando los casos declarados improcedentes y los que terminaron siendo declarados infundados. El listado total de casos puede revisarse aquí.

En el caso de Hildebrant, los casos desestimados representan el 80%, mientras que en el de Lay, el 89%. Las cifras corresponden a los siguientes periodos 2009-2011 ( Presidente de la CEP: Martha Hildebrant) y 2011-2013 (Presidente de la CEP: Humberto Lay).

En el caso del periodo durante el cual la presidencia fue ocupada por Martha Hildebrant, las cantidades desagregadas son las siguientes:

-Total de casos conocidos por la CEP: 85

-Casos declarados improcedentes:63

-Casos declarados infundados: 5

-Casos en los que se aplicó una sanción o se recomendó al Pleno sancionar: 5

-Casos que terminaron por desistimiento o conciliación: 11

En cuanto al periodo durante el cual la presidencia fue ocupada por Humberto Lay:

-Total de casos conocidos por la CEP: 195

-Casos declarados improcedentes: 154

-Casos declarados infundados:15

-Casos en los que se aplicó una sanción o se recomendó al Pleno sancionar:15

-Casos que terminaron por desistimiento o conciliación: 4

-Casos remitidos a otras autoridades: 2

La gran proporción de casos que no terminan en una sanción de ningún tipo -ni siquiera en una recomendación de sanción al pleno- hacen que sea legítimo preguntarse si verdaderamente resulta necesario gastar recursos públicos en una comisión que solo ha sancionado o recomendado al Pleno sancionar  en 20 casos,  de un total de 280, durante las últimas 2 gestiones. 

Podría pensarse que las denuncias que se plantean ante esta instancia tienen una baja calidad y se explican más bien por la naturaleza política del Congreso.

No es un argumento convincente: el artículo 4.1 de Reglamento de la CEP establece expresamente que ésta debe actuar de oficio cuando existen indicios suficientes de infracciones éticas cometidas por algún parlamentario:

Artículo 4.° del Reglamento de la Comisión de Ética Parlamentaria.- Funciones de la Comisión de Ética Parlamentaria (…)

4.7 – Iniciar de oficio procesos de investigación contra un congresista cuando hayan indicios suficientes de infracciones del Código.

De modo que si las denuncias son malas, ello no debería ser un obstáculo para que un órgano financiado por el Estado y con facultades legales suficientes encuentre por si mismo mejores casos. No es eficiente mantener con dinero del Estado una entidad burocrática encargada de sancionar a los congresistas si solo lo hará, o lo recomendará, en el 20% (gestión de Hildebrant) u 11% (gestión de Lay) de casos.

A menos que se crea que realmente solo el 11 o 20% de los Congresistas cometen infracciones al reglamento de ética.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *