Policías detienen y agreden a reportero gráfico que cubría manifestación juvenil

agresion a fotografo

El 15 de enero de 2015, Raúl Arriarán, reportero gráfico de Diario Uno, fue agredido, y posteriormente, detenido por efectivos de la policía cuando se encontraba cubriendo las incidencias de una marcha contra una ley laboral juvenil. El hecho ocurrió en Lima, capital del país.

De acuerdo a las imágenes captadas por varios medios de comunicación, los policías acordonaron al fotógrafo y lo trasladaron violentamente hacia la patrulla policial. El gráfico fue llevado a la comisaría de Alfonso Ugarte, donde los policías lo acusaron por resistencia y violencia contra la autoridad.

Arriarán narró que un grupo de policías, al verlo tomar fotos de los violentos incidentes ocurridos durante la manifestación, le exigieron que se identifique con su credencial de prensa. Cuando lo hizo intentaron quitársela y arrebatarle la cámara, a lo que él se resistió. Entonces, fue rodeado por una veintena de policías que lo golpearon, lo tiraron al suelo y lo cargaron para subirlo a la patrulla y detenerlo.

Según denunció el fotógrafo, el comandante a cargo de la comisaría, Jhon Becerra, no permitió que hable con su abogado y se limitó a informar que estaban esperando a un supuesto capitán agraviado quien debía dar su manifestación de los hechos, dejando entrever que el reportero gráfico había agredido a uno de los policías.

La versión de Arriarán es respaldada por imágenes del momento de su agresión captadas por otros periodistas así como por testigos que presenciaron los hechos de violencia contra el periodista.

El Centro de Información Abierta Liber, y el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) condenan el ataque contra Arriarán y exigen al Ministro del Interior inmediatas acciones contra los responsables de lo ocurrido por tratarse de una claro atentado contra la libertad de información.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *